Alimentación Saludable

images (6) 

Dieta vs alimentación saludable

En la era de las dietas, más de un paciente recurre al consultorio buscando la solución mágica a su problema de sobre peso. Debido a la disponibilidad de información actual a través de la informática, donde todo esta viralizado, podemos observar millones de dietas y planes para bajar de peso, desde métodos antiguos hasta las ideas más nuevas. Cuando el paciente se sienta frente al profesional tiene un importante bagaje de información.

El problema es que, cuando existe sobrepeso/ obesidad, lo que hay que plantearse es: ¿Cuál es el objetivo primordial? Ante esto, muchos afirmarán que el primer objetivo es el descenso de peso. Pero la respuesta correcta es “ el cambio de hábitos”

Lo más importante cuando uno comienza en un plan de alimentación saludable es saber que son los cambios de hábitos lo más importante y que, como consecuencia de éstos, habrá un descenso de peso.

El paciente debe perseverar en una alimentación saludable a través del tiempo y como consecuencia bajar de peso. Cuando uno está bien enfocado es mucho más fácil.

Es importante comprender que un cambio de alimentación es positivo para todo nuestro organismo, desde mejorar las comorbilidades como diabetes, hipertensión, hipercolesterolemia, constipación, etc.

Cuando el paciente cambia el enfoque evita las frustraciones que genera el no bajar de peso.

La palabra dieta, de origen griego, “diaita”tiene como significado régimen de vida. Implica siempre una restricción. Algo que no puedo ahora, porque tengo un fin especifico: bajar de peso. Pero ¿qué sucede cuando se cumple ese fin? Se termina la dieta, se termina el regimen, se termina la restricción. ¿Entonces? Se vuelve a comer, se vuelve a aumentar de peso y asi se reproduce el mecanismo de rebote.

Todos los intentos por bajar esos kilos de más serán ,en mayor o menor grado, fallidos cuando no se comprenda que debemos cambiar los hábitos viejos, con comidas ricas en grasas e hidratos de carbono, a deshora, picotando durante el dia, realizando ayunos prolongados, pobres en verduras y frutas, por hábitos nuevos, los saludables.

A continuación algunos puntos de importancia para adquirir hábitos saludables:

  • Incorporar a diario alimentos de todos los grupos y realizar al menos 30 minutos de actividad física.

  • Tomar a diario 8 vasos de agua segura.

  • Consumir a diario 5 porciones de frutas y verduras en variedad de tipos y colores.

  • Reducir el uso de la sal y de alimentos con alto contenido de sodio.

  • Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azucar y sal.

  • Consumir diariamente leche, yogur o quesos, preferentemente descremados.

  • Al consumir carnes retirarle la grasa visible, aumentar el consumo de pescado e incluir huevo.

  • Consumir legumbres, cereales preferentemente integrales, papa, batata, choclo o mandioca en cantidades moderadas.

  • Consumir aceite en crudo como condimento, frutas secas o semillas.

Lic. Virginia Calcagno

MN 5990 MP 1933

Lic. en nutrición UBA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>