Transfusiones: sus realidades

Desde la antigüedad se le atribuyeron a la sangre poderes mágicos pensando que en sus humores se encontraba la vida.

Por eso ante hemorragias provocadas por heridas o enfermedades se procuró sustituir la sangre perdida, primero proveniente de animales y posteriormente de humanos.

Los resultados iniciales fueron catastróficos ocasionando la muerte del receptor, desalentandose su utilización con fines terapéuticos.

Recién a partir del año 1900 comienzan a identificar los grupos sanguíneos y posteriormente el factor RH, introduciendo adelantó notables, permitiendo saber que cada individuo posee grupo casi irrepetible excepcion de los gemelos univitelinos.

Los conocimientos de la posible identificación de la sangre de dadores y receptores hicieron que la transfusiones de sangre fueran más seguras y evitarán riesgos por incompatibilidad.

Se utilizó masivamente para restituir la volemia en hemorragias, enfermedades anemizante o drogas mielodepresoras.

Asimismo surgieron las enfermedades transmisibles con la transfusión, teniendo en cuenta que muchas de las infecciones provocadzs pueden dar lugar a enfermedades graves que no tienen tratamiento efectivo en la actualidad.

Por tal motivo se crearon protocolos internacionales y nacionales con indicaciones precisas para su utilización y qué estudios se leben practicar al donante para que el receptor tenga los menores riesgos.

Para cada transfusión de glóbulos rojos plaquetas, plasma o sangre total :

1. debe efectuarse a cada donante un interrogatorio prolongado para descartar enfermedades bacterianas virales o parasitarias que tengan o que hayan padecido. Asimismo si ha transitado por lugares de riesgo para alguna de las enfermedades transmisibles.

2. Cada transfusión debe considerarse como un transplante de tejido.

3. Es obligatorio por ley efectuar a la sangre del donante prueba para descartar sífilis, brucelosis, chagas, sida, hepatitis b y c y otras enfermedades transmisibles.

Debe saber: las transfusiones son métodos terapéuticos muy beneficiosos, que en la actualidad no pueden ser reemplazados pero deben tener indicaciones precisas.

Cuando una transfusión no está bien indicada, estará siempre contraindicada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>